Artículos

Cómo Detectar los Primeros Signos del TDAH

Primeros Signos del TDAH

Cómo Detectar los Primeros Signos del TDAH ¿No te gustaría poder tocar el cerebro de tu hijo por arte de magia para ver qué es lo que lo hace funcionar? A veces, especialmente cuando son niños, sería estupendo saber qué están pensando, qué quieren comer, qué hacer para que dejen de llorar y qué les pasa cuando están enfermos. Mejor aún, ¿no sería genial rebuscar por ahí para ver si pueden tener algún tipo de reto de aprendizaje para que lo puedas detectar desde el principio? Esto lo escuchamos de los padres todo el tiempo: “Ojalá lo hubiera sabido antes”. “Ojalá hubiera buscado ayuda antes para mi hijo”.


Si bien no existe una solución mágica para predecir si su hijo tendrá problemas de aprendizaje, los científicos están utilizando nuevas técnicas de imagen cerebral que podrían ayudar a diagnosticar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y la dislexia. Estos trastornos afectan aproximadamente al 5% de los niños y adolescentes en todo el mundo. Un nuevo estudio muestra conexiones interrumpidas o anomalías entre diferentes áreas del cerebro detectadas mediante imágenes de resonancia magnética (IRM) en niños con TDAH y dislexia. Estas nuevas técnicas de imagen podrían permitir diagnósticos más definitivos y tempranos.


¿Qué Revelan las Imágenes Cerebrales?

Las imágenes cerebrales han revelado que áreas como la corteza orbitofrontal (involucrada en la toma de decisiones y la planificación) y el globo pálido (involucrado en la función ejecutiva) son afectadas en niños con TDAH. Los informes recientes sugieren que este tipo de imágenes podría ser fundamental para diagnosticar y, por ende, intervenir tempranamente en estos trastornos.


Implicaciones para los Padres

Si las instituciones de salud comienzan a utilizar la IRM para diagnosticar el TDAH y la dislexia, la detección temprana permitiría a los padres encontrar la intervención necesaria para reparar y restaurar las desconexiones en el cerebro. Una vez diagnosticado, los padres podrían preguntarse qué hacer a continuación. Es fundamental recordar que, aunque los medicamentos pueden ser necesarios, la solución del problema es más importante que enmascararlo. Los medicamentos ayudan a controlar la mente y el cuerpo, permitiendo que los niños se concentren y permanezcan quietos en la escuela, pero no proporcionan los elementos necesarios para “curar” la estructura cerebral anormal.


Soluciones Alternativas: Música y Movimiento

Uno de los métodos más efectivos para mejorar el desarrollo cognitivo es a través de la música y el movimiento. Aunque suene sorprendente, hospitales y clínicas utilizan movimientos de patrones cruzados para hacer que los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro trabajen juntos. El movimiento ayuda a restablecer cualquier desequilibrio en el cerebro y desarrolla habilidades motoras gruesas y finas.

Además, la música modificada acústicamente, con frecuencias altas y bajas, estimula el procesamiento auditivo, creando vías neurales que mejoran la actividad cerebral. Esto ayuda con el procesamiento auditivo, la comunicación, la respuesta al estrés y la creatividad.


Primeros Signos del TDAH

El TDAH puede tener un origen genético, pero en muchas ocasiones se debe a una inmadurez del sistema nervioso, donde el cerebro del niño no ha madurado lo suficiente para que las redes nerviosas se desarrollen y las diferentes partes del cerebro se conecten correctamente. Esta inmadurez presenta algunos síntomas:

– Problemas de procesamiento visual: Miran pero no ven.

– Problemas de procesamiento auditivo: Oyen pero no escuchan.

– Retraso psicomotor y problemas de lateralidad.

– Dificultades de aprendizaje.

– Mala gestión de las emociones.

– La importancia de la Terapia Visual

Los niños con habilidades visuales ineficaces presentan resultados más pobres en pruebas de atención comparados con sus compañeros. Esto les lleva a realizar un mayor esfuerzo para reunir información de manera clara y simple, presentando problemas de percepción y cognición. La terapia visual puede ser muy útil en estos casos, ya que a menudo los síntomas de estos desórdenes se deben a problemas visuales no detectados ni tratados adecuadamente. Por ejemplo, los niños con insuficiencia de convergencia tienen tres veces más posibilidades de ser diagnosticados de TDAH, ya que deben realizar un gran esfuerzo para mantener sus ojos alineados mientras leen o escriben.

Diversas investigaciones han demostrado que un porcentaje significativo de los niños con problemas de aprendizaje, incluidos aquellos con TDAH, tienen algún tipo de problema visual que puede solucionarse mediante un buen programa de terapia visual.

Cómo Detectar los Primeros Signos del TDAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *