Artículos

Un nuevo estudio confirma que, a más tiempo al aire libre, menos miopía

El tiempo que se pasa al aire libre afecta a la salud visual y, por ejemplo, es un factor determinante para controlar el crecimiento de la miopía. Así lo asegura un nevo estudio que buscaba investigar qué factores de referencia predicen el éxito en el control de la progresión de la miopía en un grupo de niños que usan lentes de contacto. Y la conclusión es meridiana ha sido que el único factor asociado con un menor crecimiento de la miopía fue el pasar más tiempo al aire libre.

El estudio, hecho con 41 pacientes miopes a los cuales se les ha hecho un seguimiento durante dos años, permitió observar que los pacientes que pasan más de tres y cuatro horas por semana al aire libre, tienen una respuesta mucho mejor a los tratamientos con lente de contacto.

Las conclusiones del estudio han sido publicadas en el Journal of Optometry. El estudio lo han realizado Francisco Luis Prieto-Garrido, José Luis Hernández Verdejo, César Villa-Collar y Alicia Ruiz-Pomeda.

En este mismo blog hemos tratado en otras ocasiones el problema que supone el crecimiento de la miopía en la sociedad actual, que en parte se explica por el cambio de hábitos que se ha producido por la irrupción de las pantallas en nuestras vidas. La actividad al aire libre implica que nuestra vista no haga tanto esfuerzo, que podamos relajar la mirada, que tensamos al mirar de cerca. Además, los rayos solares estimulan la liberación de dopamina, que, entre otras funciones, favorece a nuestra retina y retrasa la aparición o la evolución de la miopía. Todo ello, sin dejar de tener en cuenta otro tipo de beneficios que tiene la actividad física al aire libre en el proceso de desarrollo infantil. Lo que está claro (y el estudio citado confirma) es que las actividades al aire libre sirven para prevenir la salud visual. 

Related Posts